Al descubierto intento de charrazo en la UACM

  • Abogados vinculados al GDF presentaron documentación falsa ante la JLCyA
  • Coludidos “representantes” de la UACM ante la junta, funcionarios orozquistas y la planilla perdedora de la elección

Con gran sorpresa e indignación, nos hemos enterado que, en forma clandestina, se intenta dar un charrazo en el Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (SUTUACM). Sin que nadie se enterara, tres personajes con un triste historial, ampliamente conocido en el mundo laboral, los abogados Gilberto Chávez Orozco, Elvia Palancares López y Miguel Ángel Aragón Audelo, acudieron ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje presentando documentación falsa y solicitaron la toma de nota a la llamada Planilla Naranja que, como todo mundo sabe, perdió las elecciones llevadas a cabo el 27 de octubre del año pasado.

Las pruebas están a disposición de todos. Gilberto Chávez Orozco se ha desempeñado al servicio del Gobierno de la Ciudad de México y ha actuado como apoderado en el Instituto de la Vivienda (INVI), en el Sistema de Desarrollo Integral para la Familia (DIF), y en el Sistema de Transporte Colectivo Metro. Ahora asesoran a las autoridades de la Universidad para intentar dar el charrazo que ha sido descubierto. Este personaje se ve acompañado de otros dos: Elvia Palancares López, dirigente  de la Federación de Sindicatos Autónomos de México y Miguel Ángel Arango Audelo, secretario general del Sindicato Autónomo de Trabajadores del Comercio, Industria, Agencias Aduanales, y Similares de la República Mexicana.

Se trata de abogados que, al mismo tiempo que actúan como asesores de dependencias del Gobierno del Distrito Federal, son líderes sindicales de organizaciones que se dedican a la venta de contratos colectivos de protección patronal. Basta ver en internet la denuncia de los trabajadores de la llantera General Tire, donde dan cuenta de cómo Miguel Ángel Aragón fue contratado por la empresa para esquirolear e inventar falsamente un juicio de titularidad para quitar al sindicato democrático. Estos tres nombres son los que ahora representan el intento charro.

El problema es aún más grave porque según consta en el acta dada a conocer por la Junta, el intento de charrazo se apoyó con documentos falsos, algunos de los cuales fueron certificados por el Lic. José Antonio Cid Ibarra, Coordinador de Servicios Administrativos de nuestra Universidad, lo que no deja lugar a dudas respecto a la colusión entre el Gobierno del Distrito Federal y la administración universitaria, para imponer a los trabajadores de la UACM a una auténtica pandilla en la representación del sindicato.

¿Cómo pueden explicar David Gaytán Cabrera y el grupo de personas que aparecen en el documento secreto -que recientemente fue descubierto- su participación? ¿No fue el mismo David Gaytán quien ante la comunidad universitaria manifestó que no impugnaría el proceso electoral? Efectivamente, no impugnó solicitando un nuevo proceso electoral, sino que se acogió con los tres personajes coludidos con las autoridades universitarias, para en la oscuridad de la noche, intentar dar un charrazo.

La noticia ha generado una gran indignación en el seno de nuestra universidad, no lo podíamos creer; sin embargo, los documentos hablan por sí mismos. A todos nos consta la transparencia del proceso electoral. Allí están los comunicados de la Comisión Electoral; las elecciones mediante voto secreto y directo; las actas firmadas tanto por la planilla ganadora Autonomía Sindical, como por la planilla Naranja que perdió la elección; el escrutinio público en cada uno de los sedes y planteles; la vigilancia a través de diversas organizaciones no gubernamentales, coordinadas por el Centro de Reflexión y Asesoría Laboral (CEREAL),  que dieron fe de la transparencia en el proceso electoral.

¿En qué cabeza cabe que un charrazo promovido por Gilberto Chávez Orozco, Elvia Palancares y Miguel Ángel Aragón, con unas supuestas cartas-poder en la mano, pudieran imponerse en una comunidad laboral de gente digna y pensante como somos los trabajadores de la UACM?, ¿por qué guardaron secreto Lorenzo Gutiérrez Bardales –representante de la rectoría ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje–, María Alicia Hernández Zamora y Etzel Blas, representantes de los trabajadores ante la misma Junta, que se han prestado a las peores bajezas, al ocultar información relativa a este fracasado charrazo? Es indignante la actuación de la profesora María Alicia Hernández Zamora y de Etzel Blas, quienes deberían velar por nuestros derechos ante la Junta y se prestan a esta sucia maniobra. Más lamentable la actuación de la primera, porque fue la primera secretaria general de nuestro Sindicato y ahora lo traiciona.

Las cosas en la Universidad han llegado demasiado lejos. No se trata sólo de un problema de corte académico, del despido de todos aquéllos que muestren inconformidad, del sometimiento de consejeros, la retención ilegal de cuotas sindicales durante año y medio por parte de la administración universitaria, el desconocimiento al Contrato Colectivo de Trabajo, la presentación de testigos falsos para incriminar a trabajadores y trabajadoras, ahora se llega al extremo de un charrazo tipo CTM, sólo que esta vez se contrata a los llamados “sindicatos autónomos” que representan Palancares, Aragón y Gilberto Chávez, este último en su doble papel.

Hacemos un llamado a la opinión pública a estar alerta y no permitir que se consume este intento de charrazo.

Atentamente

Coordinación Ejecutiva

2011-2013

Explore posts in the same categories: Prensa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: