Hablan de paz pero preparan la guerra…

RICARDO ROJO
13/01/2014
rr
Mientras el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, habla de paz, los informes de inteligencia de los órganos del Estado, a los que tuvo acceso el diario Milenio (7 de enero de 2014), revelan “objetivos estratégicos” sobre los cuales actuar como parte de la criminalización de la protesta social, lo que en su tiempo Bertolt Brecht caracterizó como un peligro pues “cuando los de arriba hablan de paz el pueblo llano sabe que habrá guerra”.

En ese marco discursivo, la Policía Federal y el Cisen (Centro de Investigación y Seguridad Nacional),  realizaron labores de inteligencia para el Estado sobre los grupos de autodefensa en  Guerrero y Michoacán previo a un posible diálogo, lo que deja a descubierto  que el gobierno se trae algo tenebroso entre manos.

En referencia a la violencia que se vive en el país, la cual se ha vuelto más institucional, cotidiana y aguda, Osorio Chong volvió a prometer a la ciudadanía lo que ha venido repitiendo el Estado pero incumpliendo, a un año del sexenio de Peña Nieto: “…vamos a hacer realidad el devolverle la paz a todos los habitantes de este estado” (El Universal, 9 de enero de 2014), aunque las cifras oficiales que evalúan al gobierno, demuestran que la violencia en México va en aumento al registrarse en promedio mil 52 homicidios dolosos al mes, en tanto, bajo el calderonato el número fue de 879 personas asesinadas. El dato es frío y tiene responsables, Calderón y Peña Nieto no pueden eludir esa responsabilidad ante el grave riesgo que vive el ciudadano común y corriente si por desgracia se ve en medio de esta guerra.

La violencia gubernamental, decisión de Estado,  tiene el objetivo de barrer parejo, pues los operativos no distinguen entre lo que han denominado crimen organizado y organizaciones sociales, sindicales o de derechos humanos no gubernamentales. El plan trazado se propone eliminar todo brote de inconformidad, fundamentalmente de aquellos movimientos cuyas acciones tienen alcance nacional y contenido popular en su lucha. Así lo exhibe -por el momento- el contenido implícito del informe filtrado de inteligencia del Estado mexicano al ubicar a líderes de la CNTE de estados en rebeldía como Guerrero,  Oaxaca, Michoacán, Chiapas y otros, como objetivos clave de espionaje y contrainsurgencia.

En la época de la guerra sucia, que abarcó parte de la década de los sesenta hasta los ochenta del siglo XX, el viejo PRI acusó de “comunistas” y “subversivos”  a dirigentes sociales opositores al régimen; con ese pretexto los persiguió, secuestró, torturó, desapareció o asesinó, empleando los métodos más brutales y extrajudiciales, tomados de los manuales de la inteligencia militar estadounidense.

Ahora publican nombres y apellidos de dirigentes de policías comunitarias, organizaciones democráticas y dederechos humanos. Nombres de luchadores sociales como Minervino Morán Hernández de la CETEG (Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero), Omar Garibay Guerra del FPR (Frente Popular Revolucionario), Bertoldo Martínez Cruz  de CCTI (Colectivo Contra la Tortura y la Impunidad) y Valentín Hernández Chapa de las CRAC (Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias), entre otros, ligándolos abierta e irresponsablemente a grupos armados, clandestinos o guerrilleros. El nuevo PRI en la nueva versión de la guerra sucia de los años sesenta.

Sus expedientes contienen  información clasificada como “confidencial”  bajo el título “Ligas subversivas en el MPG” en alusión al Movimiento Popular de Guerrero, estado donde se ha dado una pelea frontal contra la mal llamada reforma educativa, contra las políticas de hambre y marginación del gobierno y contra la inseguridad que vive la ciudadanía en medio de la guerra entre narcos y policías.

Como se recordará, en Guerrero se unificaron  varios movimientos populares en el MPG, jugando un papel importante en las movilizaciones los contingentes de las policías comunitarias de la CRAC, un suceso inédito en la lucha de clases reciente del país, lo que naturalmente preocupó al gobierno pues se alcanzaba un nivel superior del movimiento para enfrentar unificados la ofensiva neoliberal.

Esta nueva versión de la guerra sucia del nuevo PRI, es apoyada fuertemente por Televisa, TV Azteca, las organizaciones empresariales mexicanas y los partidos del Pacto por México. Ya es común en los medios leer, ver y escuchar acusaciones y descalificaciones contra las organizaciones sociales y líderes democráticos, todo con el propósito de preparar las condiciones para asestarles un duro golpe en el momento que se requiera.

La guerra sucia es un peligro inminente contra los movimientos sociales democráticos dispersos, con fracturas internas y estructuras de dirección ideológicamente débiles y burocratizadas. La experiencia histórica de su aplicación en los años sesenta, setenta y ochenta debe darle al movimiento social y a sus líderes elementos suficientes para revisar sus prácticas y su interpretación de la realidad.

La investigadora Adela Cedillo en el blog La guerra sucia en México, concluye dramáticamente que después de analizar esta política aniquiladora del Estado, “a nadie podría caberle la menor duda de que hubo un complejo organizado y dispuesto para violar el debido proceso, perseguir, asesinar, matar, torturar, desaparecer y encarcelar no sólo a los opositores sino a sus redes sociales, de una forma que, si bien no tuvo el carácter industrial del nazismo, se desarrolló planeada, maquinal y sistemáticamente” y continúa: “el partido encargado de la desaparición de cientos de ciudadanos durante los sesenta y setenta del siglo XX  nunca rindió cuentas, no reveló la verdad, no expulsó de su partido a los responsables de estos delitos ni pidió perdón a la sociedad. Y no sólo eso, sino que desde aquellos años premió a los policías y militares que perpetraron estos ilícitos con la administración del negocio del narcotráfico, el principal flagelo que enfrenta México en el siglo XXI”.

Este es el verdadero nuevo rostro del nuevo PRI. Habrá quienes no aprendan esas lecciones difíciles de la lucha de clases, pero los verdaderos luchadores sociales no pueden volver a equivocarse. La unidad en la lucha frente a los enemigos del pueblo es impostergable.

ricardorojo7819@yahoo.com.mx

http://www.facebook.com/ricardo.rojo.3367

Explore posts in the same categories: Oaxaca

Etiquetas: , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: