DECLARACIÓN POLÍTICA DEL IV CONGRESO NACIONAL ORDINARIO DEL FRENTE POPULAR REVOLUCIONARIO.

Imagen

Universidad Autónoma de Chapingo, 1, 2 y 3 de mayo del 2014.

Al proletariado de todos los países del mundo.

A los Campesinos Pobres.

A los Pueblos Indígenas.

A todos los explotados y oprimidos por el capital.

Camaradas:

Los días 1, 2 y 3 de Mayo del 2014, en las instalaciones de la Universidad Autónoma de Chapingo, los delegados y delegadas del Frente Popular Revolucionario (FPR), provenientes de todos los rincones del país, todos ellos, obreros, campesinos pobres, mujeres, indígenas, Colonos, Jóvenes, niños, y de todos los sectores de las clases explotadas y oprimidas, realizamos de manera exitosa el IV Congreso Nacional Ordinario del FPR. A lo largo de estos tres días, estuvimos acompañados de delegaciones de organizaciones fraternas, provenientes de distintas partes del país, y una delegación de Canadá, Filipinas, Guatemala y Ecuador; se hicieron llegar también otros tantos mensajes solidarios de organizaciones nacionales y también de organizaciones, partidos comunistas y movimientos de casi todos los continentes del planeta.

Para todos los aquí reunidos, la realización del IV Congreso Nacional Ordinario del FPR, ha sido la culminación de un proceso de discusión intensa entre toda la militancia, quienes a lo largo de un año, mediante, asambleas, talleres y congresos estatales, analizaron y debatieron la estrategia y la táctica del FPR para fortalecer la tendencia por la revolución proletaria, el socialismo y el comunismo en México.

Compartiendo de estas tareas y discusiones con las delegaciones nacionales e internacionales de las organizaciones fraternas, el IV Congreso Nacional Ordinario del FPR, tiene a bien emitir la siguiente:

DECLARACIÓN POLÍTICA

  1. En el escenario Internacional de la lucha de clases, la crisis general y las crisis cíclicas del sistema imperialista-capitalista ponen de frente y sin intermediación, ni dique alguno, a las dos clases sociales antagóncias por excelencia, y los conduce a una etapa de lucha, donde todas las alternativas conciliacionistas y titubeantes son eliminadas de facto, quedando solamente las que encarnan esas dos clases sociales que bajo el sistema de explotación y opresión capitalista no pueden seguir compartiendo territorio ni existencia; estas dos clases sociales son: El Proletariado y la Burguesía; sus proyectos que también son antagónicos son: el Socialismo y el Fascismo respectivamente.

  2. En los niveles actuales de la crisis y el desarrollo de las fuerzas productivas, la oligarquía financiera internacional, no tiene otra alternativa para continuar en el poder y salvar su pellejo que desarrollar una nueva oleada de guerras imperialistas de rapiña, cargar todos los costos de la crisis sobre las espaldas de la clase obrera, e imponer como forma de estado al Fascismo: la dominación en la escala más sanguinaria de la dictadura capitalista. Hacia ese escenario se dirigen los conflictos de Medio Oriente, Ucrania, Venezuela, entre otros.

  3. Por nuestra parte, el proletariado de todos los países del mundo, tampoco tenemos otras alternativas, o derrocamos a los imperialistas que se han sostenido sangre y fuego en el poder y hacemos rodar los engranajes de la historia hacia el camino de la socialización de los medios de producción y la dictadura revolucionaria del proletariado, o estamos condenados a vivir bajo el yugo de los fascistas. Tal es la contradicción que la lucha de clases hoy tiene que resolver; para nuestro IV Congreso, las Huelgas Generales en diversos países de Europa, Asia y América Latina, los levantamientos e insurrecciones de masas, y las manifestaciones masivas que se desarrollan en todos los continentes del globo terráqueo, representan el ascenso de la tendencia a nuestro favor, demuestran que son las masas las hacedoras de historia; por lo tanto, nuestro compromiso en el marco de nuestros principios de Internacionalismo Proletario, es avanzar en la construcción del Frente Único Antifascista y Antiimperialista en en Todo el Mundo; y para lograrlo es imprescindible fortalecer las tareas de la Conferencia Internacional de Partidos y Organizaciones Marxista Leninistas (CIPOML), a quien extendemos nuestra congratulación por sus primeros 20 años, y nos reafirmamos como consecuentes militantes del movimiento revolucionario y comunista internacional, impulsando la reconstrucción de la Internacional Comunista (marxista-leninista). La política de alianzas y de unidad en la acción más amplia de las masas proletarias y populares, es una de las tareas más urgentes en la arena internacional, por ello, en el IV Congreso del FPR, nos pronunciamos por el fortalecimiento de la Liga Internacional de la Lucha de los Pueblos (ILPS por sus siglas en inglés), para que se convierta en una palanca, que junto con todas las fuerzas antifascistas, antiimperialistas, democrática y progresistas, avancemos en la construcción del Frente Único de los explotados y oprimidos contra el capital.

  4. En el terreno nacional, la crisis económica, azota a millones de proletarios, quienes son arrojados a la calle, engrosando las filas del desempleo; el poder político ocupado por los representantes de la oligarquía financiera, no ha hecho más que seguir sometiendo la economía mexicana al imperialismo norteamericano, entregándoles todos los recursos naturales que todavía quedan por explotar, con las reformas estructurales se consolida el sometimiento de México como una neocolonia norteamericana, el PRI, PAN y PRD, son partidos al servicio de esa burguesía pro-imperialista, son orquestadores del proceso acelerado de fascistización del país. Pero de nuestro lado, los millones de obreros, campesinos, indígenas, colonos y jóvenes que salimos a movilizarnos diariamente en las calles y campos del país, elevando día a día nuestras formas de lucha y organización, estamos sembrando precedentes más firmes y claros, hacia el camino de un nuevo levantamiento de masas en el país; por lo que el IV Congreso del FPR, ratifica la necesidad de la unidad de todos los explotados y oprimidos del país, para la construcción de un Frente Único de Todo el Pueblo por la Emancipación Proletaria, y nosotros junto con el Congreso Social Hacia un Nuevo Constituyente, el Foro de la Izquierda Proletaria, el Encuentro Magisterial y Popular, el Frente Nacional de Lucha por el Socialismo, la CRAC-PC, el FCPC, la CNTE, y todos los esfuerzos unitarios y de lucha del país tenemos que avanzar hacia la construcción de ese Frente Único.

  5. En lo interno, estamos conscientes de nuestras limitadas fuerzas para cumplir con nuestro papel histórico, estamos claros de que casi en la mitad del país aún no se ondean las banderas rojas del FPR, nuestros comités de lucha y de base, aún no tiene la fuerza de un átomo que se requiere para el estallido de la revolución, por ello durante los próximos cuatro años, estaremos trabajando por nuestra consigna de guerra: ¡Por un Frente Popular Revolucionario, potente y numeroso, que tiña de rojo con sus banderas todas las calles y campos del país!

  6. ¡Las masas son las hacedoras de la historia! Pero el cumplimiento de este cometido histórico y la destrucción del capitalismo-imperialista, no se harán de manera espontanea con una revuelta social desorganizada, las masas requieren asegurar que el paso siguiente será indiscutiblemente el socialismo, mediante la instauración de la Dictadura del Proletariado en alianza con el campesinado pobre y las amplias masas populares; para lograrlo, las masas deben organizarse en asambleas populares democráticas, organizarse política y socialmente en órganos que se preparen para la insurrección; estos mismos órganos deberán ser los que ejerzan el control sobre el nuevo gobierno obrero, campesino y popular que ha de instaurarse después del triunfo de la revolución, a esto nos referimos cuando llamamos a elevar las formas de organización, a eso es lo que denominamos la construcción de los órganos sovíeticos; para lograrlo en cada batalla, cada asamblea, cada lucha de masas, debe estar preñada de ésta nueva y superior forma de organización y por ello otra consigna central resuelta por nuestro IV Congreso es: ¡A organizar por todo el país, los germenes para la insurrección proletaria y popular, a sentar las bases para el nuevo gobierno de los obreros y campesinos pobres!

  7. La lucha de clases del proletariado mexicano, todavía se expresa de manera dispersa, de manera desigual, como reflejo del propio desarrollo desigual del capitalismo en las distintas regiones del país, el espontaneismo y otras formas rudimentarias de la lucha son hasta ahora el pan de cada día en el accionar de las masas, sin embargo, es urgente y necesario pasar a formas superiores de la lucha de clases, las masas deben poner en el centro la insurrección generalizada de las masas, como única forma real y segura para derrocar mediante la violencia revolucionaria de masas, al régimen actual y en su lugar construir la nueva sociedad: el socialismo. Si bien el movimiento de masas crece diariamente, poco a poco empieza a generalizarse en todo el país, cada día nuevos contingentes se incorporan a la lucha, pero lo cierto es que todo lo hecho hasta ahora no ha sido suficiente para derrocar al régimen actual, encabezada por Enrique Peña Nieto, para lograrlo, debemos entonces transformar las múltiples acciones heroicas que diariamente se realizan en el país, las luchas locales, gremiales y sectoriales que todavía predominan en la lucha de masas, en acciones unitarias, estratégicas y con objetivos políticos de largo alcance; ese es el paso que tenemos que dar para lograr que la forma predominante de la lucha sea la Huelga Política General, entendiendo ésta como la acción unitaria y nacional de todo el proletariado y las masas populares, que paraliza totalmente la producción y circulación de la mercancía, que paraliza el aparato político burgués y neutraliza totalmente la acción represiva del estado. Las Huelgas Políticas Generales deben poner en el centro el derrocamiento del régimen de EPN, la instalación de un Gobierno Provisional Revolucionario que convoque a una Asamblea Nacional Constituyente, Democrática, Proletaria y Popular, de la cual se promulgue la Nueva Constitución. Esto es el verdadero paso de la resistencia a la ofensiva, por ello el IV Congreso del FPR, se pronuncia contundentemente por la: ¡Huelga Política General, Gobierno Provisional Revolucionario y Asamblea Nacional Constituyente YA!

Tales son las lineas fundamentales y el espíritu generalizada de las y los delgados al IV Congreso Nacional Ordinario; llamamos a pones esta declaración política en manos de los obreros y campesinos pobres, a todas las masas proletarias de campo y la ciudad, haciendo pues práctica la consigna ¡Proletarios de Todos los Países, Uníos!

REVOLUCIONARIAMENTE:

¡Unidad de Todo el Pueblo por la Emancipación Proletaria!

PLENO DEL IV CONGRESO NACIONAL ORDINARIO.

FRENTE POPULAR REVOLUCIONARIO

 

Explore posts in the same categories: IV Congreso, Prensa

Etiquetas:

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: