El sector salud comienza a tomar las calles ante la privatización de este servicio

1

El 23 de octubre, día del médico, en Oaxaca el Frente Oaxaqueño en Defensa de la Salud (FODS) salió a protestar acompañado de diversas organizaciones, desde la Fuente de las 8 Regiones al Zócalo de la ciudad.

Y es que los médicos, dentistas, enfermeros, camilleros y especialistas en salud han denunciado que a partir de la reforma a los servicios de salud, con la universalización, las condiciones en el sector han empeorado de manera significativa.

La reforma a la salud contempló tres apartados: a) Laboral, b) Infraestructura, equipo y médicamentos, y c) Servicio a derechohabientes

En lo laboral, la reforma eliminó la basificación que permitía generar derechos laborales algunos aún plasmados en la ley. Uno de los derechos esenciales era la posibilidad de la jubilación y pensión, derecho que se desvirtuó al entrar en vigor la figura de la liquidación o finiquito laboral. Actualmente los trabajadores de nuevo ingreso firman contratos de 6 a 12 meses, con el objetivo de que no generen derechos laborales y puedan reducir gastos en trabajadores.

Una visita rápida a las instituciones públicas de salud que existen en Oaxaca, que son el caso del: IMSS, ISSSTE, Seguro Popular y Servicios de Salud de Oaxaca; nos muestra la grave situación en cuanto a infraestructura que se vive, los equipos para radiografías, endoscopias, ultrasonidos, laboratorio, horno de calor seco, autoclave, servicios de urgencias, quirófanos, etc., y el gran desabasto de medicamentos; en las regiones tienen equipos y materiales que han sobrepasado su tiempo de vida útil y aún así los siguen empleando. Contrario a lo anterior, en el caso del Seguro Popular y el IMSS, los equipos son adquiridos en renta a empresas privadas, con lo que no se adquiere equipo nuevo para las instituciones y se genera un gasto excedente que asciende al 400% por cada equipo rentado.

Los derecho-habientes con la reforma, recibirán medicamentos para atender gripas, neumonías, diarreas, etc., es decir, las enfermedades más comunes, y todo lo que tiene que ver con diabetes, diálisis, peritoneales, hemodiálisis, trasplante renal, cirugías, etc., tanto en medicamento como en estudios hay una fuerte tendencia a la eliminación. En el caso del Seguro Popular los trabajadores han denunciado que tanto en medicamentos como en servicios a los derechos-habientes, los canalizan a empresas privadas donde tienen que pagar los servicios o la misma institución los aporta pero deben de finiquitar su costo.

La universalización infiere que se puede acudir a cualquier institución pública de salud, pero se atenderá lo básico, el seguimiento de expediente se pierde en la burocracia; las instituciones no tienen capacidad de atención a la demanda existente, la atención recibida por parte de los trabajadores tiende a desmejorar debido a las extenuantes horas de trabajo, la falta de equipo básico de atención como guantes, adhesivos, vasos, lenguetas, algodón, etc.

Desde el año pasado en Oaxaca se han realizado diversas movilizaciones por parte de los trabajadores del sector salud a consecuencia de la reforma y con la situación actual se volverán una columna más del descontento popular que se vive en el país a causa de las imposiciones de estas medidas por los poderosos.

 

Explore posts in the same categories: Prensa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: