¿Cómo podemos hacer triunfar la lucha contra el gasolinazo?

5d217a25-50ae-407a-b6ba-551c865def86

Fernando Galindo

A cuatro días de iniciado el año y que entrara en vigor el aumento a los precios de la gasolina y el diésel se han desarrollado andanadas de movilización reflejando el descontento popular. Miles de personas han salido a las calles para manifestarse en contra del “gasolinazo” debido a la afectación grave que genera en la economía familiar. Desde la frontera sur hasta el norte del país ha habido movilizaciones que van desde el mitin de concientización en gasolineras y vías públicas hasta la toma de edificios públicos, cierres carreteros y expendios de gasolina.

Sin embargo, todas estas movilizaciones se han caracterizado por ser de manera espontánea, con dificultades organizativas y diferencias en los objetivos que persiguen. En la situación actual, para lograr echar atrás, en primer lugar, el gasolinazo y, después, la reforma energética como madre de los aumentos a los energéticos se hace necesario revisar varios aspectos:

  1. Resulta indispensable generar un proceso de cohesión y organización mínimo que permita coordinar todas las movilizaciones y acciones encaminadas a oponerse al gasolinazo. Esto puede pasar por la creación de Comités Organizadores contra el Gasolinazo a nivel municipal, regional o estatal de tal forma que la organización pueda ir perfilando una sola directriz y, de ser posible, una organización nacional en contra del gasolinazo y todas las medidas que afectan la economía popular.
  2. No desdeñar ninguna propuesta de acción bajo el entendido que es necesario cuidar en todo momento a los contingentes movilizados. Es decir, todas las iniciativas son bienvenidas siempre y cuando no se vulnere la participación de todos y todas los que nos encontramos en las movilizaciones.
  3. Mantener en alto que el gasolinazo es sólo la primera afectación visible y doliente de manera general de las reformas estructurales y es, por ende, la primera lucha que se va a desarrollar de manera generalizada; puesto que la primera afectación con respuesta de movilización ha sido la que recibieron los profesores en sus derechos laborales. Es necesario, entonces, que cualquier lucha en contra de alguna de las reformas estructurales, en este caso la energética, debe indisolublemente hacerse acompañar de las luchas contra las demás reformas.
  4. Por último, pero no menos importante, es retomar la experiencia de organización y formas de lucha que el movimiento popular se ha dotado. Particularmente rescatar la asamblea como espacio de organización y discusión ayudará a que todos los demás objetivos sean tangibles. Retomar las convocatorias a movilizaciones centrales en la modalidad de Paro Nacional o Huelga General son un paso primordial para lograr alcanzar los objetivos.

Hasta aquí algunas observaciones que pueden ayudar al debate sobre cuáles son los caminos que debemos tomar para salir victoriosos en la lucha que empezamos a desarrollar; hoy es contra el gasolinazo mañana contra todas las reformas estructurales.

Explore posts in the same categories: Prensa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: