Archive for the ‘CNTE’ category

La APPO, ejemplo indeleble de la fuerza del pueblo|En pocas palabras

13 junio, 2017

page20-1011-full

Por: Eduardo Barrios

13/06/17

Este 14 de junio se cumplen 11 años del inicio de una de las más emblemáticas confrontaciones de clase en México, la lucha del pueblo de Oaxaca contra un gobierno priista corrupto y represor encabezado por Ulises Ruiz Ortiz (URO).

La administración de Ulises Ruiz Ortiz se convirtió en una especie de virreinato estatal, donde sus designios debían ser cumplidos, iniciaban los negocios de ciudad administrativa y ciudad judicial, se firmaban los primeros acuerdos para el ingreso de las mineras canadienses, se coaccionaba a campesinos para que prácticamente regalaran sus tierras a los consorcios turísticos internacionales en la costa. El trato con empresarios e inversionistas internacionales era de lo más terso.

Desde la llegada de Ulises Ruiz Ortiz a la gubernatura de Oaxaca asumió una posición pro fascista contra sus enemigos políticos y particularmente contra el movimiento social.

La burbuja política que rodeaba a Ulises Ruiz Ortiz definió continuar con el golpeteo a las organizaciones sociales, de derechos humanos y sindicales; las demandas políticas, económicas y sociales para las comunidades no fueron atendidas. Fue al inicio de su sexenio que se abrió una nueva etapa de encarcelamientos políticos que fueron operados desde la Secretaría General de Gobierno encabezada por Jorge Franco Vargas. En ese co ntexto estalla el plantón magisterial el 22 de mayo de 2006, que era acompañado por el conjunto del movimiento social.

Cobijado por empresarios locales y nacionales, el gobierno de Ulises definió reprimir y desalojar el plantón que se mantenía en 54 calles del zócalo capitalino. El 14 de junio del 2006 las fuerzas del gobierno despertaron con gases y toletazos a los plantonistas, los policías ganaron imponerse en el zócalo, los maestros desorientados y con temor esperaron en las bocacalles pues se sabía que había detenidos y varios heridos que no lograron escapar.

Era tal el hartazgo social que la mañana del 14 de junio los maestros no se retiraron, llegaron familiares, las organizaciones llamaron a más militantes, llegaron colonos, jóvenes. Agua, refrescos, cubre bocas, cohetones, piedras, escaleras, carretillas, el pueblo despertó furioso. La acción policiaca fue la cereza en el pastel que ayudó a cohesionar el descontento y fijar un único objetivo, la salida de Ulises Ruiz Ortiz de la gubernatura.

Días después se creó la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), la asamblea es el espacio popular donde se discute, se toman acuerdos y hasta se nombran autoridades en las comunidades oaxaqueñas. Retomar los usos y costumbres al mismo tiempo de recuperar la democracia popular eso fue lo que logró la APPO.

A las asambleas llegaron todos los sectores que veían necesaria la renuncia de Ulises Ruiz Ortiz, llegando a juntarse 365 organizaciones de todo tipo. Comunistas, socialdemócratas, anarquistas, religiosos, colonos, estudiantes, profesionistas, partidistas, pacifistas, radicales, el hartazgo y la represión logro anteponer la unidad por sobre las diferencias ideológicas, esa fue una de las primeras hazañas de la APPO.

La APPO también generó gobierno, habilitó a la policía magisterial y al heroico cuerpo de topiles ante las amenazas de inseguridad del crimen organizado coludido con el gobierno de URO. Llamó a establecer barricadas de autodefensa contra los “Convoys de la muerte” grupo paramilitar que azuzaba los lugares donde se mantenían edificios tomados. La toma de las radios comerciales en Oaxaca y el espacio de televisión oficial fueron habilitados para darles voz a los pueblos de Oaxaca.

El escenario político nacional de relevo presidencial y las presiones políticas del PRI terminaron ahogando en represión la justa lucha del pueblo de Oaxaca, pero queda en la memoria pasajes históricos como “la marcha de las cacerolas”, las megamarchas, “la batalla de todos los santos”, las voces anónimas que dieron vida a las radios populares “Radio universidad, la radio de la verdad” y “Radio plantón, poniendo ideas a tu conciencia” y “La ley, la ley de los pueblos de Oaxaca”

5 meses duró “La comuna de Oaxaca” en donde el pueblo se organizó en asamblea para definir sus rumbos. La APPO quedó indeleble, como una pequeña luz de ejemplo sobre lo que es capaz de hacer la fuerza creadora de un pueblo insurrecto. En pocas palabras.

Artículo tomado de: https://expresionoaxaca.wordpress.com/2017/06/14/la-appo-ejemplo-indeleble-de-la-fuerza-del-puebloen-pocas-palabras/

Aplicación de las escuelas al CIEN en Oaxaca, hipotecar el futuro

29 mayo, 2017

escuelas_al100_4

Desde el proceso de reformas a la Constitución Mexicana, una de estas y fundamentales ha sido la reforma educativa que en su generalidad contiene dos intenciones: privatizar la educación pública y desaparecer las conquistas laborales de los trabajadores de la educación, particularmente su organización sindical.

Desde el año 2012, la OCDE “recomendó” al Estado mexicano la aplicación de una serie de medidas para “mejorar” la calidad educativa, esas mismas medidas fueron recomendadas para un conjunto de países latinoamericanos que incluyen a Chile (que desde la dictadura militar se privatizó), Ecuador, Panamá y Colombia. En Chile y a pesar de las protestas es donde con mayor fuerza se ha privatizado la educación y ya cuenta con altos porcentajes de colegios privados y empresas subsidiarias de la educación. http://www.contralinea.com.mx/archivo-revista/index.php/2016/02/18/escuelas-al-cien-hipotecar-presupuesto-y-patrimonio-educativo/

En México, para el caso de las medidas reformatorias al sector educativo, se contempló: la evaluación docente, implementación de nuevos modelos educativos y aplicación de recursos prioritarios a infraestructura.

El programa de “Escuelas al CIEN”  es el espacio encargado de aplicar recursos para desarrollar infraestructura educativa. Lo que se sabe hasta ahora es que, 1.-El gobierno entregó a la Bolsa Mexicana  de Valores Certificados de Infraestructura Educativa Nacional (CIEN) con los que pretenden recaudar 50 mil millones de pesos, mismos que fueron comprados por afores, aseguradoras e instituciones bancarias, todas estas ligadas a Mexicanos Primero y el primer círculo del grupo Atlacomulco; 2.- El dinero recaudado con la venta de los CIEN ira directo al Fondo de Aportaciones Múltiples (FAM), es decir los CIEN son bonos que adquieren empresarios poderosos por sus aportaciones económicas que son destinadas a la educación pública, pero los certificados tienen un precio de compra mismo que el gobierno mexicano deberá pagar en un lapso de 23 años, según los convenios firmados. 3.- La garantía de pago de estos certificados no está en el gobierno en turno, sino directamente en las escuelas. Al no haber garantía de que en el 2018 siga en el gobierno el PRI, los empresarios aceptaron comprar los certificados  porque la garantía de pago son los bienes inmuebles, es decir, el terreno donde se ubica la institución escolar. Por eso al aceptar las “Escuelas al CIEN”, es necesario mostrar y entregar los títulos de propiedad, actas de donación y/o actas de posesión. 4.- Una vez aceptado el programa de Escuelas al CIEN, la institución escolar no podrá pedir recursos económicos durante varios años, pues el programa generó recursos extraordinarios, los gastos varios generados por: pago de energía eléctrica, mantenimiento, agua potable etc., correrán a cuenta de los consejos escolares (padres de familia y municipios principalmente) y en caso de que el gobierno no cubra el pago de los certificados, las empresas tienen el derecho de hacer uso de los bienes inmuebles que tienen en custodia. 5.- Las empresas privadas compraron los CIEN porque en realidad es un negocio lucrativo, los certificados serán pagados con una taza de ganancia del 8%, la bolsa económica generada de no invertir en infraestructura durante varios años es suficiente para pagarle a los empresarios y mucho más de los 50 mil millones de pesos recaudados. http://www.jornada.unam.mx/2017/02/19/politica/005n2pol

La principal razón de que la SEP este “preocupada” en invertir en infraestructura y de que se acepte el programa de “Escuelas al CIEN” es por que el Sargento Aurelio Nuño, Mexicanos Primero, el Grupo Atlacomulco son beneficiarios directos de esta nueva apuesta privatizadora y el tiempo les apremia para implementar el programa porque está ligado al futuro electoral 2018.

En Oaxaca se disputa el terreno palmo a palmo para la aplicación del programa, en muchos lugares es tan necesaria la infraestructura educativa que los padres de familia y pueblos los pone en disyuntiva, ahí donde gobiernan los partidos electorales que firmaron el “Pacto por México” es donde se ha aplicado las “Escuelas al CIEN”, pero hay poblaciones en donde la Sección XXII y las organizaciones han logrado convencer a las asambleas de los pueblos o de padres de familia -con base en argumentos sólidos- para rechazar el programa.

Al momento en su generalidad en Oaxaca el programa Escuelas al 100 ha sido rechazado, pero aún falta mayor trabajo social para evidenciar las consecuencias de las reformas estructurales.

Frente a esto es necesario intensificar la información y organización con los padres de familia, para impedir su aplicación y no triunfen los neoliberales confrontando a los padres de familia con los maestros.

Vanguardia Proletaria #496

22 enero, 2017

Vanguardia Proletaria es el órgano central del Partido Comunista de México (marxista-leninista), haz click en la imagen para leerlo.

vp-496

Alejandro Murat, continuidad a la aplicación de las reformas estructurales en Oaxaca

4 enero, 2017

8a107d02332938d7f4-160403_murat_fr8-c

En los últimos minutos del miércoles 30 de noviembre en las instalaciones de la Corporación Oaxaqueña de Radio y Televisión (CORTV) tomó protesta Alejandro Murat Hinojosa como gobernador de Oaxaca. Con la presencia de todas las fracciones parlamentarias, con hermetismo y sin invitación a los medios de comunicación, el PRI y todos los partidos electoreros erigieron a Murat como nuevo administrador de los intereses de la burguesía.

De 2 millones 761 mil electores inscritos en el padrón electoral, el PRI obtuvo 417 mil 153 votos según los datos que se pueden consultar en http://www.prepoaxaca2016.com.mx/grafica_c1.htm y http://listanominal.ife.org.mx/ubicamodulo/PHP/index.php lo que nos indica que solo una sexta parte de los oaxaqueños con derecho al voto han “elegido” al nuevo gobierno. Así también del total de empadronados acudieron a las urnas 1 millón 278 mil 925 que representa el 46.3% de los votantes.

El nuevo gobierno ha sido impuesto, y del total de empadronados ni siquiera la mitad ha acudido a las urnas. Estos datos nos muestran la falta de legitimidad del nuevo gobierno, al igual que existe una total ilegitimidad de todo el sistema electoral, resultando ganador el abstencionismo. Es así como se puede explicar el hecho de que Murat ha asumido su mandado en las penumbras.

En el caso de la composición del gabinete de gobierno en Oaxaca, este fue acordado entre las dos posiciones más fuertes al interior del PRI, el grupo de José Murat y el equipo de Ulises Ruiz. De tal caso que Alejandro Avilés amigo de Ulises Ruiz es ahora secretario de gobierno, en tanto que José Luis Calvo Ziga compadre de Alejandro Murat es secretario del Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable. Ponemos estos casos como ejemplos, de la forma y fondo en que se compone el gobierno; las capacidades, habilidades y cualidades no son requisitos para ser gobierno.

El cambio de gobierno en Oaxaca está inmerso en un entorno en el que: 1.- El imperialismo y las burguesías locales optan por imponer gobiernos con mano dura y tendientes a la militarización, 2.-Continua la implementación de las reformas estructurales  a nivel nacional (aumento a las gasolinas), 3.- Incremento general de los precios de los productos de primera necesidad que contrasta con el aumento raquítico del salario mínimo. 4.- Deslegitimización del régimen Peña Nietista ante las consecuencias de la desaceleración económica y perdidad de credibiidad, y 5.- Desarrollo de movilizaciones sociales en todo el país y la criminalización de la protesta social.

Alejandro Murat se erige gobierno con el objetivo de mantener la ruta de imposición de las reformas estructurales: La implementación de los recursos en las zonas económicas especiales (Istmo, Sierra Sur y Mixteca), continuación de proyectos carreteros para paso de mercancías Valles Centrales-Istmo-Costa, corredor comercial Salina Cruz-Coatzacoalcos, corredor turístico costero, avance y extensión de los proyectos mineros en Valles Centrales y la Mixteca, garantía de la llegada de las empresas nacionales y trasnacionales Oxxo, Home Deppot, Office Depot, Walmart, Chedrahui, etc.

Murat también llega para contener el descontento ocasionado por las reformas estructurales y particularmente la educativa, pues Oaxaca es uno de los lugares donde ha encontrado resistencia. La Sección XXII del SNTE-CNTE se ha convertido el muro en torno al cual se agrupa todo el movimiento social, a finales del mes de enero es probable el congreso para el relevo de su dirigencia estatal, en donde todas las corrientes sindicales tendrán participación, que van desde las democráticas hasta las abiertamente charriles y gobiernistas.

En los primeros días del gobierno de Murat poco o nada ha hecho ante la difícil situación que no solo atraviesa Oaxaca sino todo el país.

Vanguardia Proletaria #493

5 diciembre, 2016

Vanguardia Proletaria es el órgano central del Partido Comunista de México (marxista-leninista), haz click en la imagen para leerlo.

vp-portada-493

Cerrar filas en el movimiento social, ante el retorno del PRI en Oaxaca (DECLARACIÓN POLÍTICA DEL MOVIMIENTO SOCIAL)

1 diciembre, 2016

cerrar-filas

El 5 de junio de este año se realizó el proceso electoral para elegir gobernador, del cual se impondría Alejandro Murat Hinojosa para ocupar el cargo durante el periodo 2017- 2022. Un proceso electoral por demás cuestionado ante las evidencias de: compra de votos, repartición de despensas, la utilización de la burocracia estatal- federal,  la participación abierta de la delincuencia organizada,  el abstencionismo, en resumen, una elección de Estado.

Mucho se ha dicho que,  la elección de Alejandro Murat es la sucesión y la herencia de José Murat ex gobernador, que la astucia del padre ha logrado colocar a su hijo en la gubernatura. Pero se debe aclarar que, Alejandro Murat Hinojosa es del equipo cercano a Enrique Peña Nieto, siendo apadrinado por el grupo Atlacomulco durante su estancia en el Estado de México, se encargaron de formarle una vertiginosa carrera para poder proyectarlo como el garante de sus intereses en Oaxaca.

Aquellas fuerzas anteriormente desplazadas retornan al poder,  se frotan las manos para hacer cumplir sus intereses, recuperar territorio perdido y cumplir sus compromisos con sus aliados internacionales.

Para la clase de los proletarios y todo el pueblo de Oaxaca, debe de quedar claro que el retorno del PRI a la gubernatura ha sido la decisión de la burguesía y la oligarquía financiera, la catástrofe e incumplimiento de compromisos  por parte del equipo de Gabino Cué durante estos 6 años pretenden resarcirla de manera inmediata. Los poderosos le han apostado a la mano dura del PRI, la experiencia de más de 80 años en las estructuras del Estado.

El objetivo inmediato del PRI es mantener la ruta de la imposición de las reformas estructurales, que les permita explotar los recursos naturales (minerales, petróleo, gas, madera, etc), obtener mano de obra barata (ante la falta de empleo generalizado), hacerse de los recursos de las arcas estatales no importando los servicios públicos (el servicio de salud es ejemplo del desfalco millonario, siendo el seguro popular y la universalización rechazados por ser fraudes); generar mayor infraestructura para el traslado de mercancías (corredor trans ístmico, supercarretera al istmo y costa) y avanzar con la liquidación de las resistencias indígenas, sociales, sindicales y de derechos humanos, mismas que han sido ejemplos a nivel nacional.

Envalentonados y sedientos de poder ante la llegada del PRI al gobierno, sus operadores políticos han comenzado a confrontar al movimiento popular, como se ha podido observar en distintos escenarios. Hace unos días el equipo del presidente municipal de Oaxaca, priísta Javier Villacaña, agredió al activista Rogelio Pensamiento quien ha hecho de la Colonia San Luis Beltrán un bastión de lucha social; de igual forma la confrontación que se ha dado en el proceso de elección a director en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la UABJO, reflejan los apetitos del priísta Alejandro Avilés  quien a toda costa pretende hacer de esa facultad su coto de poder; la travesía, gasto económico y político que ha hecho Oscar Valencia García en la región Loxicha para imponer sus designios; la retención ilegal que la policía estatal realizo en contra de la organización CODEDI cuando pretendían manifestarse en la capital; también el activismo de la CTM, CNOP, Sindicato Libertad, 14 de Junio para hacerse del transporte público y los contratos de obra a través de la intimidación y el chantaje. Y en ese mismo contexto el acto montado por parte de la CTM llevando unidades de transporte de todo tipo a las inmediaciones de la cámara de diputados a modo de fuerza para policiaca para resguardar la toma de posesión , todos estos actos nos dan a entender que contrario a su discurso, la política de Estado que implementará Alejandro Murat es la vieja política del garrote.

El movimiento social en años anteriores se ha enfrentado a escenarios sumamente difíciles que con base al análisis, reflexión y acción conjunta en las calles ha sabido sortear.

Que sepan los nuevos detentores del poder que sobre las espaldas de los militantes del movimiento magisterial y social están cimentadas las experiencias político organizativas que nos enseñaron los appistas en el 2006, que hemos aprendido a dar la lucha en nuevos espacios como lo demuestra la movilización del 2013 y que a pesar de que echen a andar toda su maquinaria siempre hemos de dar respuesta a sus ofensas como se ratificó el 19 de junio de este año en Nochixtlán.  La lucha heredada por nuestros compañeros caídos dará respuesta a este escenario adverso.

Es por ello que declaramos:

–           Repudiamos el retorno del PRI a la gubernatura del estado, pues han representado la miseria y pobreza para los pueblos de Oaxaca, la represión a las organizaciones disidentes, la imposición de los proyectos neoliberales y sus reformas estructurales.

–           El pacto que propone Alejandro Murat con las organizaciones y particularmente la Sección 22 es similar al llamamiento que en algún momento hiciera Ulises Ruiz Ortiz y Gabino Cue. La cualidad del movimiento radica en organizarse ante un enemigo que públicamente llama al dialogo pero sus operadores golpean al movimiento social en su conjunto.

–           Mantendremos la lucha y exigencia de: Cancelación inmediata de la reforma educativa en Oaxaca, la caída de todas las reformas estructurales; la libertad de todos los presos políticos de Oaxaca y el país; justicia para los asesinados el 19 de junio en Nochixtlán, Bety Cariño, Jyri Jaakkola y todos los asesinados políticos en el país, la presentación con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa así como todos los desaparecidos del país; por el regreso del ejército a sus cuarteles, el destierro de las empresas trasnacionales de territorios comunales, y por el complimiento de las demandas del pueblo de Oaxaca.

–           Los pueblos y comunidades originarias expresamos de manera abierta nuestro rechazo en contra de los megaproyectos que dañan la naturaleza, la vida comunitaria y que pretenden imponer a sangre y fuego las empresas trasnacionales en contubernio con los gobiernos federal y estatal.

–           Hacemos el llamado a todas las fuerzas democráticas, progresistas y revolucionarias en Oaxaca para cerrar filas ante el retorno del PRI.

MOVIMIENTO AGRARIO INDÍGENA ZAPATISTA (MAIZ), COMITÉ POR LA DEFENSA DE LOS DERECHOS INDÍGENAS (CODEDI), COORDINADORA NACIONAL EN DEFENSA DE LA SALUD Y SEGURIDAD SOCIAL, COORDINADORA NACIONAL PLAN DE AYALA (CNPA-MN), COMUNA OAXACA, EDUCA, FRENTE AMPLIO DE LUCHA POPULAR (FALP), FRENTE DEMOCRÁTICO POPULAR (FDP), FRENTE INDIGENA Y CAMPESINO DE MÉXICO (FICAM), FRENTE OAXAQUEÑO EN DEFENSA DE LA SALUD (FODS), FRENTE POPULAR REVOLUCIONARIO (FPR), ORGANIZACIONES INDIAS POR LOS DERECHOS HUMANOS EN OAXACA (OIDHO), JOVENES POR EL SOCIALISMO, MOVIMIENTO DE UNIFICACIÓN Y LUCHA TRIQUI (MULT), SINDICATO LIBRE MUNICIPAL, VOCES OAXAQUEÑAS CONSTRUYENDO AUTONOMÍA Y LIBERTAD (VOCAL), UNIÓN DE COMUNIDADES INDÍGENAS DE LA ZONA NORTE DEL ISTMO (UCIZONI), UNIÓN POPULAR REVOLUCIONARIA EMILIANO ZAPATA (UPREZ), UNIÓN CAMPESINA INDIGENA POPULAR EMILIANO ZAPATA (UCIPEZ), SECCIÓN XXII DEL SNTE-CNTE.

Oaxaca, ciudad de la resistencia, 1° de diciembre de 2016

25 de noviembre de 2006, la represión desatada (breve recuento de hechos) | En pocas palabras…

25 noviembre, 2016

noviembre-25-oax-2006-800x483

Por: Eduardo Barrios

Felipe Calderón había resultado ganador en las elecciones llevadas a cabo en el 2006, el fantasma del fraude electoral era más que evidente, Andrés Manuel López Obrador iniciaba un proceso en el que se autonombraría presidente legítimo de México.

No bastaba con haber ganado las elecciones, era necesario tomar protesta para garantizar la presidencia. Recurriendo al viejo refrán “el enemigo de mi enemigo es mi amigo”, sin dudar el PAN recurrió al priísmo para legitimarse, en aquella negociación se puso en juego lo que el entonces gobernador de Oaxaca explayaba en explicaciones entre los diversos círculos del poder “Si yo caigo, van a caer otros, y esto se va a extender en el país”.

Los priístas le darían legitimidad a Felipe Calderón a cambio de concesiones en la cámara baja y alta, y resolver sin contratiempos los temas de Puebla con Mario Marín y Oaxaca con Ulises Ruiz Ortiz.

El 25 de noviembre del 2006, la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca acordó realizar una movilización de San Bartolo Coyotepec al Zócalo, para culminar con el acordonamiento de 48 horas a las fuerzas de la entonces Policía Federal Preventiva (PFP) que se encontraba en posesión del zócalo de la ciudad.

Alrededor de las 5 de la tarde, inició una refriega en el centro de la ciudad, y cual si fuera una orquesta entusiasmada, la fuerza federal desató la represión. Al calor de la refriega, se incendiaron edificios gubernamentales por supuestos appistas, nadie nunca ha corroborado la certeza de este hecho.

Esa tarde noche, no solo fueron repelidos los miembros de la APPO, también el pueblo, y por supuesto los periodistas que coberturaban los acontecimientos.

A la actividad convocada por la APPO el 25 de noviembre asistieron miles de hombres y mujeres que con base a su conciencia exigían la salida de Ulises Ruiz Ortiz de la gubernatura.

Cuando cayó la noche, los federales avanzaron hacia donde se encontraban los puntos de resistencia, sobre el andador turístico se formó una de las mayores batallas, sin saber los manifestantes de lo milimétrico del cálculo de la inteligencia policiaca, otro grupo de policías se encontraba en las inmediaciones del cerro del fortín.

El avance de la policía federal en ambos lugares, hizo retroceder a los appistas desde el centro hasta la Facultad de Medicina, alrededor de las 8 de la noche se informaba ya de más de 200 detenidos.

El 26 de noviembre Ulises Ruiz y su “burbuja” de fieles compinches se paseaban acalorados e intoxicados aún por los restantes de gas lacrimógeno de la represión en la noche anterior. El acuerdo se había consumado, Oaxaca estaba limpio.

El 25 de noviembre se vivió uno de los capítulos más negros de la historia de Oaxaca, los dueños del poder hicieron hincapié, Oaxaca era una lección que precedía a Sicartsa y Atenco, nadie puede salirse del camino trazado por los que ostentan el poder en México y tienen la anuencia de organismos internacionales; como el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y el vaticano, instituciones ligadas directamente a los grupos imperialistas.

El 1 de diciembre de 2006 Felipe Calderón tomó protesta como presidente de México en medio de la indignación popular, arropado por el priísmo y miles de policías.

El movimiento social dejó de lado por muy dolorosa que fuera la decisión la consigna de la salida de Ulises Ruiz Ortiz de la gubernatura, pasó a la exigencia de la libertad de los cientos de detenidos esa noche del 25 de noviembre. 10 años después, quedan las gloriosas victorias y las lecciones amargas que se vivieron durante el 2006.

A 10 años de aquel 25 de noviembre, el movimiento social en Oaxaca se ha transformado constantemente, cualificado en algunos casos y estancado en otros. La fuerza que logró aglutinar la APPO y el apoyo del pueblo son significativamente distintas.

Aún con ello, el 2006 en Oaxaca ilustró e hizo preámbulo de las batallas que habrían de librarse en estos años. El movimiento social no tuvo la capacidad de mantener una estructura organizada en la APPO, pero la APPO fue y es el ejemplo de que es posible dar una lucha conjunta, la rebelión magisterial se extendió a todo el país, se organizaron nuevos contingentes, se crearon nuevas organizaciones y espacios unitarios. Producto de ello es que se pudo dar una de las batallas más importantes del país que de 2013 a 2016 ha sido protagonista la CNTE, padres de familia, organizaciones sociales e intelectuales del país en contra de las reformas estructurales, en especial la reforma educativa. Uno de los errores a valoración del movimiento social es la imposibilidad de la izquierda en México de generar un gran pacto de unidad contra las políticas antipopulares, no solo en Oaxaca sino en el país pesan más las diferencias teóricas-ideológicas, que en algún momento se llegan a olvidar al calor de la lucha callejera.

El Estado mexicano, tomó de laboratorio el 2006 en Oaxaca. Estabilizó el termómetro del grado de descontento social sobre las políticas implementadas, conjuntó las experiencias internacionales sobre contención social, dio paso a la utilización de tecnología en espionaje, comunicaciones, telecomunicaciones; afinó la utilización de la propaganda de guerra orientada al movimiento social, concentró sus experiencias y profesionalizó cuadros para negociaciones de alto nivel, utilizó la vieja fórmula de convencimiento sicológico-social para hacer mella en cuadros del movimiento y pasarlos a sus filas, especializó a cuadros en distintos niveles para la labor de zapa al interior del movimiento, experimentó la movilidad de sus fuerzas policiacas, parapoliciacas, militares y federales, etc. El Estado tuvo que aceitar los engranajes de su maquinaria para poder dar una respuesta a un escenario que hacía peligrar los intereses de los poderosos. Y a pesar de ello, no pudo salir victorioso, pues sigue latente la llama de insurgencia social, cada día se cuentan manifestaciones sociales.

La rueda de la historia sigue su curso, 10 años de combates en Oaxaca han servido para curtir las fuerzas del Estado, de igual forma lo ha hecho el movimiento social. En pocas palabras…