Archive for the ‘Sección 22’ category

Cerrar filas en el movimiento social, ante el retorno del PRI en Oaxaca (DECLARACIÓN POLÍTICA DEL MOVIMIENTO SOCIAL)

1 diciembre, 2016

cerrar-filas

El 5 de junio de este año se realizó el proceso electoral para elegir gobernador, del cual se impondría Alejandro Murat Hinojosa para ocupar el cargo durante el periodo 2017- 2022. Un proceso electoral por demás cuestionado ante las evidencias de: compra de votos, repartición de despensas, la utilización de la burocracia estatal- federal,  la participación abierta de la delincuencia organizada,  el abstencionismo, en resumen, una elección de Estado.

Mucho se ha dicho que,  la elección de Alejandro Murat es la sucesión y la herencia de José Murat ex gobernador, que la astucia del padre ha logrado colocar a su hijo en la gubernatura. Pero se debe aclarar que, Alejandro Murat Hinojosa es del equipo cercano a Enrique Peña Nieto, siendo apadrinado por el grupo Atlacomulco durante su estancia en el Estado de México, se encargaron de formarle una vertiginosa carrera para poder proyectarlo como el garante de sus intereses en Oaxaca.

Aquellas fuerzas anteriormente desplazadas retornan al poder,  se frotan las manos para hacer cumplir sus intereses, recuperar territorio perdido y cumplir sus compromisos con sus aliados internacionales.

Para la clase de los proletarios y todo el pueblo de Oaxaca, debe de quedar claro que el retorno del PRI a la gubernatura ha sido la decisión de la burguesía y la oligarquía financiera, la catástrofe e incumplimiento de compromisos  por parte del equipo de Gabino Cué durante estos 6 años pretenden resarcirla de manera inmediata. Los poderosos le han apostado a la mano dura del PRI, la experiencia de más de 80 años en las estructuras del Estado.

El objetivo inmediato del PRI es mantener la ruta de la imposición de las reformas estructurales, que les permita explotar los recursos naturales (minerales, petróleo, gas, madera, etc), obtener mano de obra barata (ante la falta de empleo generalizado), hacerse de los recursos de las arcas estatales no importando los servicios públicos (el servicio de salud es ejemplo del desfalco millonario, siendo el seguro popular y la universalización rechazados por ser fraudes); generar mayor infraestructura para el traslado de mercancías (corredor trans ístmico, supercarretera al istmo y costa) y avanzar con la liquidación de las resistencias indígenas, sociales, sindicales y de derechos humanos, mismas que han sido ejemplos a nivel nacional.

Envalentonados y sedientos de poder ante la llegada del PRI al gobierno, sus operadores políticos han comenzado a confrontar al movimiento popular, como se ha podido observar en distintos escenarios. Hace unos días el equipo del presidente municipal de Oaxaca, priísta Javier Villacaña, agredió al activista Rogelio Pensamiento quien ha hecho de la Colonia San Luis Beltrán un bastión de lucha social; de igual forma la confrontación que se ha dado en el proceso de elección a director en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la UABJO, reflejan los apetitos del priísta Alejandro Avilés  quien a toda costa pretende hacer de esa facultad su coto de poder; la travesía, gasto económico y político que ha hecho Oscar Valencia García en la región Loxicha para imponer sus designios; la retención ilegal que la policía estatal realizo en contra de la organización CODEDI cuando pretendían manifestarse en la capital; también el activismo de la CTM, CNOP, Sindicato Libertad, 14 de Junio para hacerse del transporte público y los contratos de obra a través de la intimidación y el chantaje. Y en ese mismo contexto el acto montado por parte de la CTM llevando unidades de transporte de todo tipo a las inmediaciones de la cámara de diputados a modo de fuerza para policiaca para resguardar la toma de posesión , todos estos actos nos dan a entender que contrario a su discurso, la política de Estado que implementará Alejandro Murat es la vieja política del garrote.

El movimiento social en años anteriores se ha enfrentado a escenarios sumamente difíciles que con base al análisis, reflexión y acción conjunta en las calles ha sabido sortear.

Que sepan los nuevos detentores del poder que sobre las espaldas de los militantes del movimiento magisterial y social están cimentadas las experiencias político organizativas que nos enseñaron los appistas en el 2006, que hemos aprendido a dar la lucha en nuevos espacios como lo demuestra la movilización del 2013 y que a pesar de que echen a andar toda su maquinaria siempre hemos de dar respuesta a sus ofensas como se ratificó el 19 de junio de este año en Nochixtlán.  La lucha heredada por nuestros compañeros caídos dará respuesta a este escenario adverso.

Es por ello que declaramos:

–           Repudiamos el retorno del PRI a la gubernatura del estado, pues han representado la miseria y pobreza para los pueblos de Oaxaca, la represión a las organizaciones disidentes, la imposición de los proyectos neoliberales y sus reformas estructurales.

–           El pacto que propone Alejandro Murat con las organizaciones y particularmente la Sección 22 es similar al llamamiento que en algún momento hiciera Ulises Ruiz Ortiz y Gabino Cue. La cualidad del movimiento radica en organizarse ante un enemigo que públicamente llama al dialogo pero sus operadores golpean al movimiento social en su conjunto.

–           Mantendremos la lucha y exigencia de: Cancelación inmediata de la reforma educativa en Oaxaca, la caída de todas las reformas estructurales; la libertad de todos los presos políticos de Oaxaca y el país; justicia para los asesinados el 19 de junio en Nochixtlán, Bety Cariño, Jyri Jaakkola y todos los asesinados políticos en el país, la presentación con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa así como todos los desaparecidos del país; por el regreso del ejército a sus cuarteles, el destierro de las empresas trasnacionales de territorios comunales, y por el complimiento de las demandas del pueblo de Oaxaca.

–           Los pueblos y comunidades originarias expresamos de manera abierta nuestro rechazo en contra de los megaproyectos que dañan la naturaleza, la vida comunitaria y que pretenden imponer a sangre y fuego las empresas trasnacionales en contubernio con los gobiernos federal y estatal.

–           Hacemos el llamado a todas las fuerzas democráticas, progresistas y revolucionarias en Oaxaca para cerrar filas ante el retorno del PRI.

MOVIMIENTO AGRARIO INDÍGENA ZAPATISTA (MAIZ), COMITÉ POR LA DEFENSA DE LOS DERECHOS INDÍGENAS (CODEDI), COORDINADORA NACIONAL EN DEFENSA DE LA SALUD Y SEGURIDAD SOCIAL, COORDINADORA NACIONAL PLAN DE AYALA (CNPA-MN), COMUNA OAXACA, EDUCA, FRENTE AMPLIO DE LUCHA POPULAR (FALP), FRENTE DEMOCRÁTICO POPULAR (FDP), FRENTE INDIGENA Y CAMPESINO DE MÉXICO (FICAM), FRENTE OAXAQUEÑO EN DEFENSA DE LA SALUD (FODS), FRENTE POPULAR REVOLUCIONARIO (FPR), ORGANIZACIONES INDIAS POR LOS DERECHOS HUMANOS EN OAXACA (OIDHO), JOVENES POR EL SOCIALISMO, MOVIMIENTO DE UNIFICACIÓN Y LUCHA TRIQUI (MULT), SINDICATO LIBRE MUNICIPAL, VOCES OAXAQUEÑAS CONSTRUYENDO AUTONOMÍA Y LIBERTAD (VOCAL), UNIÓN DE COMUNIDADES INDÍGENAS DE LA ZONA NORTE DEL ISTMO (UCIZONI), UNIÓN POPULAR REVOLUCIONARIA EMILIANO ZAPATA (UPREZ), UNIÓN CAMPESINA INDIGENA POPULAR EMILIANO ZAPATA (UCIPEZ), SECCIÓN XXII DEL SNTE-CNTE.

Oaxaca, ciudad de la resistencia, 1° de diciembre de 2016

25 de noviembre de 2006, la represión desatada (breve recuento de hechos) | En pocas palabras…

25 noviembre, 2016

noviembre-25-oax-2006-800x483

Por: Eduardo Barrios

Felipe Calderón había resultado ganador en las elecciones llevadas a cabo en el 2006, el fantasma del fraude electoral era más que evidente, Andrés Manuel López Obrador iniciaba un proceso en el que se autonombraría presidente legítimo de México.

No bastaba con haber ganado las elecciones, era necesario tomar protesta para garantizar la presidencia. Recurriendo al viejo refrán “el enemigo de mi enemigo es mi amigo”, sin dudar el PAN recurrió al priísmo para legitimarse, en aquella negociación se puso en juego lo que el entonces gobernador de Oaxaca explayaba en explicaciones entre los diversos círculos del poder “Si yo caigo, van a caer otros, y esto se va a extender en el país”.

Los priístas le darían legitimidad a Felipe Calderón a cambio de concesiones en la cámara baja y alta, y resolver sin contratiempos los temas de Puebla con Mario Marín y Oaxaca con Ulises Ruiz Ortiz.

El 25 de noviembre del 2006, la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca acordó realizar una movilización de San Bartolo Coyotepec al Zócalo, para culminar con el acordonamiento de 48 horas a las fuerzas de la entonces Policía Federal Preventiva (PFP) que se encontraba en posesión del zócalo de la ciudad.

Alrededor de las 5 de la tarde, inició una refriega en el centro de la ciudad, y cual si fuera una orquesta entusiasmada, la fuerza federal desató la represión. Al calor de la refriega, se incendiaron edificios gubernamentales por supuestos appistas, nadie nunca ha corroborado la certeza de este hecho.

Esa tarde noche, no solo fueron repelidos los miembros de la APPO, también el pueblo, y por supuesto los periodistas que coberturaban los acontecimientos.

A la actividad convocada por la APPO el 25 de noviembre asistieron miles de hombres y mujeres que con base a su conciencia exigían la salida de Ulises Ruiz Ortiz de la gubernatura.

Cuando cayó la noche, los federales avanzaron hacia donde se encontraban los puntos de resistencia, sobre el andador turístico se formó una de las mayores batallas, sin saber los manifestantes de lo milimétrico del cálculo de la inteligencia policiaca, otro grupo de policías se encontraba en las inmediaciones del cerro del fortín.

El avance de la policía federal en ambos lugares, hizo retroceder a los appistas desde el centro hasta la Facultad de Medicina, alrededor de las 8 de la noche se informaba ya de más de 200 detenidos.

El 26 de noviembre Ulises Ruiz y su “burbuja” de fieles compinches se paseaban acalorados e intoxicados aún por los restantes de gas lacrimógeno de la represión en la noche anterior. El acuerdo se había consumado, Oaxaca estaba limpio.

El 25 de noviembre se vivió uno de los capítulos más negros de la historia de Oaxaca, los dueños del poder hicieron hincapié, Oaxaca era una lección que precedía a Sicartsa y Atenco, nadie puede salirse del camino trazado por los que ostentan el poder en México y tienen la anuencia de organismos internacionales; como el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y el vaticano, instituciones ligadas directamente a los grupos imperialistas.

El 1 de diciembre de 2006 Felipe Calderón tomó protesta como presidente de México en medio de la indignación popular, arropado por el priísmo y miles de policías.

El movimiento social dejó de lado por muy dolorosa que fuera la decisión la consigna de la salida de Ulises Ruiz Ortiz de la gubernatura, pasó a la exigencia de la libertad de los cientos de detenidos esa noche del 25 de noviembre. 10 años después, quedan las gloriosas victorias y las lecciones amargas que se vivieron durante el 2006.

A 10 años de aquel 25 de noviembre, el movimiento social en Oaxaca se ha transformado constantemente, cualificado en algunos casos y estancado en otros. La fuerza que logró aglutinar la APPO y el apoyo del pueblo son significativamente distintas.

Aún con ello, el 2006 en Oaxaca ilustró e hizo preámbulo de las batallas que habrían de librarse en estos años. El movimiento social no tuvo la capacidad de mantener una estructura organizada en la APPO, pero la APPO fue y es el ejemplo de que es posible dar una lucha conjunta, la rebelión magisterial se extendió a todo el país, se organizaron nuevos contingentes, se crearon nuevas organizaciones y espacios unitarios. Producto de ello es que se pudo dar una de las batallas más importantes del país que de 2013 a 2016 ha sido protagonista la CNTE, padres de familia, organizaciones sociales e intelectuales del país en contra de las reformas estructurales, en especial la reforma educativa. Uno de los errores a valoración del movimiento social es la imposibilidad de la izquierda en México de generar un gran pacto de unidad contra las políticas antipopulares, no solo en Oaxaca sino en el país pesan más las diferencias teóricas-ideológicas, que en algún momento se llegan a olvidar al calor de la lucha callejera.

El Estado mexicano, tomó de laboratorio el 2006 en Oaxaca. Estabilizó el termómetro del grado de descontento social sobre las políticas implementadas, conjuntó las experiencias internacionales sobre contención social, dio paso a la utilización de tecnología en espionaje, comunicaciones, telecomunicaciones; afinó la utilización de la propaganda de guerra orientada al movimiento social, concentró sus experiencias y profesionalizó cuadros para negociaciones de alto nivel, utilizó la vieja fórmula de convencimiento sicológico-social para hacer mella en cuadros del movimiento y pasarlos a sus filas, especializó a cuadros en distintos niveles para la labor de zapa al interior del movimiento, experimentó la movilidad de sus fuerzas policiacas, parapoliciacas, militares y federales, etc. El Estado tuvo que aceitar los engranajes de su maquinaria para poder dar una respuesta a un escenario que hacía peligrar los intereses de los poderosos. Y a pesar de ello, no pudo salir victorioso, pues sigue latente la llama de insurgencia social, cada día se cuentan manifestaciones sociales.

La rueda de la historia sigue su curso, 10 años de combates en Oaxaca han servido para curtir las fuerzas del Estado, de igual forma lo ha hecho el movimiento social. En pocas palabras…

 

10 años de la APPO y la CNTE, se extiende la rebeldía a nivel nacional.

14 junio, 2016

14 de junio de 2006. Como parte de una afrenta clara en contra del magisterio, más de 5 mil policías iniciaron una agresión que intentaba desalojar el plantón que mantenía el Movimiento Democrático de los Trabajadores de la Educación de Oaxaca desde el 22 de mayo. Esta era la orden del régimen, destruir la fortaleza del movimiento popular que se llamaba Sección 22 del SNTE-CNTE. Sin embargo, el tirano que acataba la orden del Estado mexicano no había considerado el arraigo y respeto que proliferaba en el pueblo de Oaxaca hacia sus maestros. Ese apoyo popular condensado en una forma de organización dio nacimiento a la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca; esto acompañó la elevación de las formas de lucha, barricadas, ayuntamientos populares, policías populares, entre otras formas de lucha.

El 14 de junio de 2016 representa 10 años de lucha sintetizadas en el constante movimiento que se ha venido desenvolviendo para afrontar la política del régimen. Después de la represión sufrida, detenciones masivas y selectivas el Estado mexicano pretendía asestar un golpe fulminante en el estado de Oaxaca y una advertencia al pueblo de México sobre lo que podría resultar a quienes se opongan a las medidas antipopulares que se traducirían en las reformas laboral, fiscal, salud, energética y, en particular, la educativa.

A 10 años de distancia, el objetivo del régimen sigue siendo la destrucción de todo lo que represente oposición a las reformas estructurales. En los últimos días la detención de los profesores Rubén Núñez, Francisco Villalobos, el desalojo del plantón del IEEPO, las constantes agresiones a los profesores en Chiapas, la represión en Tabasco; son la muestra de una política fascista que se viene implementando para destruir al principal referente que se ha opuesto a la Reforma Educativa. Por supuesto que no es gratis que se haya escogido a la CNTE para ser el primer objetivo a destruir por el gobierno de Peña Nieto.

Sin embargo, la burguesía y su podrido sistema de gobierno no contaron; como lo hizo Ulises Ruiz hace 10 años, con el levantamiento popular que se desataría a partir de la embestida implementada en contra de los profesores. La expulsión de la Policía Federal en Chiapa de Corzo, el resguardo hacia los profesores en Tamulté de las Sabanas y, el día de ayer 13 de junio, la defensa heroica del pueblo de Nochixtlán en Oaxaca, en donde padres de familia, organizaciones convocados por las campanas de la localidad salieron a cortar el paso al convoy de policías federales que se dirigían a la capital del estado con la clara intención de, según Peña Nieto y su sargento Nuño, cerrar la pinza en contra del magisterio oaxaqueño, en particular, y la CNTE, en lo general.

El torpe gobierno priista contaba con la respuesta de solidaridad y llamado a la acción por parte de cientos de organizaciones a nivel nacional, cientos de comunidades en el estado de Oaxaca y personalidades de la política y el periodismo. Si algo ha logrado la política de exterminio en contra del magisterio es unificar la fuerza de la real oposición al régimen de Peña Nieto. Así como hace 10 años un golpe al magisterio nacional dio las pautas para convertir una lucha económica en una lucha política; las acciones del gobierno actual logran unificar el descontento popular en contra.

Hoy, 10 años después del inicio de la construcción de la APPO, la tarea es clara; concretar toda la solidaridad mostrada al magisterio nacional en un gran referente de lucha. Convertir una lucha que ha sido, hasta el momento, exclusivamente magisterial en una lucha por la defensa de la educación pública, en oposición a las reformas estructurales y perfilar en la construcción de una gran Asamblea Nacional del Proletariado y los Pueblos de México. 10 años después, un fantasma recorre México, el fantasma de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca. 

Oaxaca, ciudad de la resistencia, 14 de junio 2016. 

Unión de la Juventud Revolucionaria de México 

Unión de Trabajadores de la Educación 

Frente Popular Revolucionario

Partido Comunista de México (marxista-leninista) 

¡UNIR AL PUEBLO PARA CONSTRUIR UN FRENTE UNITARIO Y PASAR A LA OFENSIVA CONTRA LA MAFIA DEL PODER!

2 febrero, 2016

12633684_564102967098462_5807850441225546460_o

COMUNICADO

2 de febrero de 2016

 

A LAS ORGANIZACIONES POLITICAS, SOCIALES Y REVOLUCIONARIAS

A LOS ORGANISMOS DE DERECHOS HUMANOS

AL MAGISTERIO DEMOCRATICO

A LOS PADRES Y MADRES DE FAMILIA DE LOS 43 ESTUDIANTES NORMALISTAS DE AYOTZINAPA

AL PUEBLO DE MEXICO

AL PUEBLO DE OAXACA

 

Nuestro país está viviendo una de sus peores etapas de su historia, la violencia irracional se está enseñoreándose en todo el territorio nacional, los que pregonaban que “sabían gobernar” no encuentran la fórmula para poder detener esta agresión porque en realidad pensamos que son los promotores de esta brutalidad generalizada contra el pueblo mexicano y del terrorismo de Estado.

La clase política que firmó el Pacto por México y por ende la misma que aprobó las reformas estructurales en beneficio de la oligarquía nacional e internacional es la única que aplaude su actuar, estas reformas que vienen a lacerar más la situación que viven millones de nuestros compatriotas y que acentuarán la pobreza y la miseria.

Ante la embestida del Estado Mexicano el pueblo se organiza para hacerle frente, no obstante del cerco informativo que se han impuesto desde los grandes monopolios de los medios masivos de comunicación que han cumplido su papel de desinformar a la sociedad de la crisis que hoy se ha agudizado y justifican el escenario ideal para la represión.

La respuesta del Estado frente a la lucha organizada es la criminalización de la protesta social, la prisión política, la ejecución extrajudicial, el desplazamiento forzado y la desaparición forzada son algunas de sus prácticas fascistas en contra de los luchadores sociales y del movimiento social para sembrar terror y miedo a la población para que  permanezca apática frente a la represión.

Levantamos de forma enérgica nuestro total repudio al encarcelamiento de los luchadores sociales de la UPVA 28 DE OCTUBRE en el estado de Puebla; la agresión y hostigamiento constante en contra de nuestros compañeros del Frente Popular Revolucionario (FPR) en el estado de Morelos; la ejecución extrajudicial y desplazamiento forzado contra compañeros del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS); nos indigna el despojo que los malos gobiernos quieren cometer contra nuestros hermanos de los pueblos, tribus y naciones indígenas en todo el país con megaproyectos que traerán muerte y destrucción en sus comunidades.

La rabia nos corroe por la entrada de las empresas mineras en más del 30% del territorio mexicano con ello el saqueo criminal y la devastación de los recursos naturales frente a la mirada cómplice del gobierno. La impunidad con la que han actuado nuestros gobernantes debe terminar, por el bien de nuestro territorio, por el resguardo de nuestros recursos naturales.

Nuestra exigencia enérgica por la presentación con vida de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, demandamos al Estado su presentación con vida, asimismo de los luchadores sociales Gabriel Alberto Cruz Sánchez y de Edmundo Reyes Amaya y de la hermanas Virginia y Daniela Ortiz Ramírez, y de todos los desaparecidos del país.

El día de hoy miles de hombres, mujeres, niños y ancianos venimos desde diferentes regiones del estado a la comemoración del aniversario luctuoso de un gran hombre que fueel comandante Genaro Vázquez Rojas, quien fue asesinado por los paramilitares del Estado mexicano en Michoacán en 1972.

La lucha del Comandante Genaro se remonta en la sierra de Guerrero con los campesinos y estudiantes, oriundo de San Luis Acatlán, nacido el 10 de junio de 1931, egresado de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, era maestro de profesión, fue integrante del Movimiento Revolucionario del Magisterio, también del Movimiento de Liberación Nacional, de la Central Campesina Independiente y fundador de la Asociación Cívica Guerrerense la ACG, fue preso político varias veces, encabezó una caravana a la ciudad de México para denunciar el despojo de tierras contra los campesinos  y la represión de pistoleros y policías.

La violencia política en nuestro estado ha cobrado la vida de varios compañeros que ha enlutado hogares, es urgente que el gobierno del estado esclarezca de forma exhaustiva todos los crímenes que se han cometido contra compañeros y se respete el convenio de paz y concordia para la región triqui, para que todos los actores que lo firmaron se comprometan a respetarlo; por otro lado, es urgente la atención puntual a los conflictos agrarios entre comunidades para evitar que se ponga en riesgo la coyuntura que se avecina.

El incumplimiento a la demanda social y de justicia no puede ser archivado ni olvidado por el gobierno del estado, exigimos que cumpla de forma inmediata con todas las comunidades de nuestra organización.

Por otra parte, decimos que tenemos la tarea de construir la unidad del movimiento social, para hacerle frente a la opacidad y a la ineficiencia con las que ha actuado el aparato gubernamental para dar respuesta a nuestras demandas de justicia y social.

Nadie debe prohibirnos nuestro derecho a inconformarnos frente a la actuación de la autoridad, nuestra resistencia ha sido histórica frente al poder, tenemos derecho a protestar frente a la simulación y al engaño.

La tarea que hoy nos ocupa para formar un gran movimiento popular antisistémico en el estado, es un reto que tenemos para empezar a construir de forma colectiva con otras organizaciones fraternas que reivindicamos los ejes de: derogación de las reformas estructurales; por la libertad a los presos políticos; por la presentación con vida de todos los desaparecidos en el país; rechazo enérgico a la criminalización de la protesta, no a la militarización en el país y en el estado.

Tenemos un compromiso histórico impostergable con el pueblo de Oaxaca; unir al pueblo para construir un frente unitario y pasar a la ofensiva contra la mafia del poder que quiere seguir gobernando nuestro estado y nuestro país, no podemos permitir el regreso de los que han saqueado y destruido nuestras riquezas naturales, el regreso de los que han vendido y atentado contra nuestro territorio.

Ante la constante represión del Estado se hace imperativo la articulación de todas resistencias y rebeldías desde abajo y a la izquierda, que caminen en un sólo movimiento nacional de forma independiente contra el sistema que nos oprime; por esta razón proponemos y convocamos, la integración de una comisión provisional representativa de todas las fuerzas posibles para suscribir la convocatoria a un gran evento de unidad, organización, resistencia y lucha, que de como consecuencia la realización de una gran convención estatal de organizaciones democráticas y pueblo en general, que represente la plataforma de lanzamiento para frenar de una vez por todas la represión que viene ejerciendo el Estado mexicano.

Finalmente, respaldamos al magisterio democrático los resolutivos de su primer congreso extraordinario frente a la coyuntura electoral que se avecina en nuestro estado.

¡¡¡Porque vivos se los llevaron, vivos los queremos!!!

¡¡¡Libertad a Bertin Mateos Guerrero!!!

¡¡¡Libertad a todos los presos políticos!!!

¡¡¡Esclarecimiento del asesinato de Gustavo Alejandro Salgado Delgado!!!

¡¡¡Justicia por Heriberto Pazos Ortiz!!!

¡¡¡Alto a la violencia política en Oaxaca!!!

¡¡¡No a la criminalización de la protesta social!!!

¡¡¡Abajo las reformas estructurales!!!

¡¡¡Respeto al Convenio de Paz y Concordia para la Región Triqui!!!

¡¡¡Contra el terrorismo de Estado, la Unidad del pueblo organizado!!!

 

FRATERNALMENTE

“Por la lucha y la liberación de los pueblos”

MOVIMIENTO DE UNIFICACIÓN Y LUCHA TRIQUI

(MULT)

“Acción Colectiva para el Cambio Social”

COMUNA OAXACA

¡Unidad de todo el pueblo por la emancipación proletaria!

FRENTE POPULAR REVOLUCIONARIO (FPR)

 

Oaxaca de Juárez, Oaxaca, 2 de febrero de 2016

 

Congreso Magisterial: tres retos fundamentales

25 enero, 2016
seccion-22-asamblea1
POR: RICARDO ROJO

01/25/2016

La dirigencia de la S22 remite a sus asambleas un “Documento Orientador”, que debería dar luces al debate en los eventos importantes. En el documento, abundan las posiciones políticas que fortalecen a los enemigos de los maestros y las comparto a continuación:

1. “Nos asiste la razón…”, “tenemos la fuerza para enfrentar esta cruenta embestida” (p. 1). Sí,  a los trabajadores les asiste la razón, pero la dirigencia no ha podido aclarar porqué. Hay dudas en cuanto a que tengan la fuerza y que ésta, además, sin unidad, organización y dirección sea suficiente para enfrentar la embestida.

2. “No es un evento huesero”…”tampoco es el espacio para cortar cabezas, causar el encono y el divisionismo…”, “mucho menos es un lugar a modo para que grupos y corrientes impongan sus posiciones políticas o intereses” (p. 1). Entonces, los otros congresos han sido “hueseros” y los maestros tienen ya a sus representantes aunque sean traidores, vendidos e incapaces y deben aguantarlos porque de lo contrario se causa encono, divisionismo. La posición antigrupo es reaccionaria.

3. En su análisis del escenario internacional hablan de “gobiernos progresistas”, “errores del gobierno venezolano”, “democracia simulada”, “dictaduras disfrazadas de democracia” (p. 2). Pareciera que su propósito fue descalificar a los gobiernos de América del Sur que llegaron al poder por la vía electoral. Cuestionan duramente a Hugo Chávez y a Nicolás Maduro, pero en todo el documento no hay una sola mención autocrítica de sus fallas como dirigentes de un movimiento democrático.

4. No existe un apartado de análisis sobre la situación nacional, mucho menos de la situación estatal, e inmediatamente entran a las mesas de trabajo, lo que no permite un esclarecimiento de la táctica para la presente y difícil etapa de su movimiento.

5. En la Mesa 1 pregunta: “¿Qué representa la toma de nota como sección sindical?” (p. 4), “no se permitirá la intervención de éste (el Estado) ya sea de manera abierta o encubierta (grupos gobiernistas)” (p. 4), “¿Qué representa el SNTE para el estado en tiempos de la contra-reforma educativa” (p. 7), “recobrar el papel de los espacios del IEEPO ganado por este movimiento” (p. 9), “Hay una crisis de participación de la base trabajadora los diferentes llamados que hace la dirigencia magisterial” (p.9), “hoy se buscan soluciones a todos los males que atañen a nuestra sección, para salvaguardarla.” (p. 10), “aplicar el principio de revocabilidad a todos aquellos que no están cumpliendo con el mandato de las bases” (p. 11). C

Con la toma de nota quieren asustar a los congresistas y proteger a los corruptos. En los hechos, el Estado ha desconocido a los dirigentes de la S22 y les da un trato humillante e indigno; en otros tiempos el tema de la mochila azul y los millones de Francisco Villalobos hubiera sido suficiente para expulsarlo del movimiento y aún lo sostienen. Su postura con respecto a una organización democrática con visión de clase es demagógica, pues para ello se requiere una dirección comprometida con la lucha, dispuesta a organizar la resistencia y ponerse al frente. No la tienen. Insisten en recuperar los espacios del IEEPO ¿Ya le preguntaron a las bases? Reconocen que hay una crisis de participación de la base trabajadora pero no se atreven a señalar la causa; dicen que buscarán soluciones para todos los males del movimiento pero no dicen cuáles son y cómo lo harán, mucho menos se atreven a decir que la crisis tiene muchas causas pero una fundamental es la dirección.

6. La mesa 2 tiene como propósito orientar la política de alianzas y la táctica electoral del magisterio, pero vean: “los partidos satélites como son: MORENA, PT, MC, PSD, NA, y ahora se registran el PH y ES” (p. 14), “no debemos permitir que de manera arribista, compañeros con ambiciones políticas personales o de grupo pongan en riesgo la unidad del movimiento” (p. 15), “El dilema es si se construye una alternativa que responda a los intereses de la ciudadanía” (p. 17), “se hace necesario proponer un gobierno integrado por sectores campesino, obrero y popular, más allá de una mera coyuntura electoral. El ejemplo más claro son las juntas de buen gobierno zapatista” (p. 18), “¿Puede y debe incidir el MDTEO en el proceso electoral 2016? ¿Cómo? ¿Por qué?” (p. 18).

Si el lector pone atención en esas frases centrales de esta mesa, encontrará el fondo del planteamiento. Los que elaboraron el documento, descalifican a todos los partidos, a todos y sin argumentos plantean un dilema imposible a esta hora, exaltan una posición política respetable como el zapatismo, pero no son valientes para plantear su verdadera posición que esconden con tres preguntas al final.

7. La mesa 3 se propone abordar el plan de acción de corto, mediano y largo plazo. Leyendo el documento encontramos lo siguiente: “las condiciones actuales nos obligan a discutir nuevos métodos de lucha” (p. 19),  “ningún trabajador de la educación deberá realizar algún trámite ante el espurio IEEPO” (p. 20), “los niveles tienen la responsabilidad de presentar una propuesta viable, clara y honesta que nos lleve a resolver la problemática presente” (p 20), “El MDTEO ha creado una propuesta contra-hegemónica a este proyecto mercantil, creando el movimiento pedagógico” (p. 20), “El MDTEO revisará y construirá formas de resistencia que nos permitan salir triunfantes” (p. 22). Lo que nos dejan ver en este apartado los autores del documento es su total ignorancia de las condiciones actuales de la crisis del movimiento, de los intereses supremos de los maestros, de la sociedad y de los trabajadores en general. En ningún momento plantean el qué hacer en estas circunstancias y confían en que los niveles y un movimiento pedagógico inexistente lo resuelvan. No hay propuesta.

En resumen, los asistentes a este congreso político tienen ante sí, ante sus bases y ante la sociedad oaxaqueña una gran responsabilidad. Con argumentos deben superar, en todos los sentidos, el mamotreto que sirvió como “Documento de Orientación”; deben dar sustento y sentido a tres preguntas centrales que los trabajadores de la educación y el pueblo esperan. A) ¿Van a continuar arriesgando su movimiento con esa dirección que padecen? o ¿Van a ser lo suficientemente valientes para tomar medidas que pongan orden y le den confianza a sus bases y al pueblo de Oaxaca? B) ¿Van a permitir que el PRI o los partidos del Pacto por México se queden con la gubernatura del estado? o ¿Van a aprobar un plan táctico que dentro del proceso electoral derrote a los partidos del Pacto y permita a los maestros dar un paso adelante en su proceso de sanar su crisis? y C) ¿Van a continuar en su vertiginosa ruta de autodestrucción con planes de acción provocadores, aislados del pueblo y sin perspectiva de lucha de clases? o ¿ Van a votar un plan de acción inteligente, unitario y visionario, que rescate la otrora S22 y enfrente la política de terrorismo de Estado y la falsa reforma educativa?. ¡Así de claro!

ricardorojo7819@yahoo.com.mx

http://www.facebook.com/ricardo.rojo.3367

Una evaluación “histórica”

2 diciembre, 2015
cq5dam.thumbnail.624.351
Por: Luis Hernández Navarro
El pasado 28 de noviembre tembló en Oaxaca. A las 12:20 horas la tierra comenzó a moverse. En las instalaciones de la ciudad administrativa maestros de la entidad de diversas instituciones educativas se evaluaban. La magnitud del sismo fue de 4.6 grados. Los profesores no fueron desalojados. La prueba siguió. Fue entonces cuando, en plena sacudida, un grupo de docentes del área de educación medida superior reinterpretó a su manera el Dios nunca muere, de su paisano Macedonio Alcalá, alzó las manos y exclamó: ¡Dios está con la CNTE!

Ése no fue el único sismo que sacudió a Oaxaca ese día. Varios otros, provocados por la inconformidad magisterial, zarandearon el estado. Muchos se suscitaron dentro de la misma ciudad administrativa, donde supuestamente se encontraban los maestros que estaban de acuerdo con la evaluación. Los docentes de uno de los subsistemas educativos se quitaron los suéteres y mostraron una playera blanca con un letrero que decía: Vengo bajo protesta y obligado, si no me corren.

Las expresiones de descontento de los profesores convencidos con la evaluación, que laboran en los planteles del Colegio de Bachilleres o del Centro de Estudios Tecnológicos o en los del Colegio de Educación Profesional Técnica, y que no pertenecen a la sección 22, habían comenzado horas antes.

En plena madrugada, emulando lo que en 1968 fue la manifestación de los trabajadores al servicio del Estado organizada para desagraviar a Gustavo Díaz Ordaz, nada más bajarse de los autobuses que los trasladaron a la ciudad administrativa y cruzar el cerco de la Policía Federal, los docentes comenzaron a gritar ¡Beee!, ¡beee!, ¡beee! ¡Ya llegamos! ¡Somos los borregos! ¡Venimos obligados! Otros alzaron el puño y dijeron Nos obligaron a venir, o Si yo fuera CNTE y mi sindicato me respaldara no estaría aquí.

Su malestar se hizo sentir, también, en pequeños actos simbólicos, como negarse a comenzar el examen a las siete de la mañana, como querían las autoridades, porque la convocatoria estipulaba que el inicio era a las ocho. O no probar los desayunos que les ofrecieron y rechazar llevarse a su casa la comida que sobró.

La realización de la evaluación estuvo llena de anormalidades. Decenas de supuestos maestros, en realidad cachirules, desconocidos para sus compañeros, fueron colados para que en las fotos distribuidas en los boletines oficiales los salones aparecieran llenos de profesores haciendo la prueba. Muchos eran empleados del gobierno del estado, a los que amenazaron con el despido si no cooperaban. Otros eran, simple y llanamente, miembros de las juventudes del PRI.

A trasmano, a varios profesores se les dijo que no debían preocuparse, porque el resultado del examen no tendría consecuencias para ellos. Los examinadores del Ceneval permitieron que grupos de docentes respondieran el cuestionario en colectivo. Más tarde, la segunda etapa de la prueba programada para ese día fue suspendida.

El número final de maestros de educación básica de la sección 22 que se evaluaron fue muy pequeño. Quienes lo hicieron se presentaron por miedo, no por convicción. Para variar, como lo han hecho en todo el país, las autoridades manipularon las cifras. ¡Y ni siquiera se pusieron de acuerdo entre ellas! Según el secretario Aurelio Nuño los examinados fueron 2 mil 635, y de acuerdo con Gabino Cué alcanzaron 2 mil 981.

De ese número hay que descontar a los profesores de bachilleratos generales y técnicos, a los aspirantes a nuevo ingreso y a los afiliados de la sección 59, formada por Elba Esther Gordillo y el ex gobernador Ulises Ruiz para dividir a la 22. Es decir, la inmensa mayoría.

Para tratar de ocultar el fracaso de su estrategia, las autoridades no permitieron el acceso de la prensa durante la jornada de evaluación y tampoco estuvieron presentes testigos. Sin embargo, decenas de testimonios sobre lo sucedido ese día en la ciudad administrativa circulan en redes sociales o han sido narrados por otras vías con la petición de que no se incluya el nombre de quien lo brinda.

Ese 28 de noviembre tembló también fuera de la ciudad administrativa. A pesar del enorme despliegue policiaco y la campaña previa de amedrentamiento, más de 20 mil maestros marcharon con la consigna: El examen punitivo murió, en Oaxaca se enterró! Tenían tras de sí a una dirección unificada y el respaldo de sus líderes históricos.

Con rabia y prudencia, sorteando la labor de los provocadores, lograron replegar cuatro cercos policiales. Ni los toletes ni los gases lacrimógenos los atemorizaron. De manera simultánea, otras movilizaciones se realizaron en diversos puntos del estado. Un día después, los trabajadores de la educación y sectores populares volvieron a tomar las calles de la ciudad de Oaxaca.

Como lo hizo con sus anteriores descalabros, y como si viviera en otro país, la SEP declaró que la evaluación en Oaxaca había sido histórica. Y Aurelio Nuño, titular de la dependencia, añadió: Lo más importante es que tuvimos una participación de los profesores de Oaxaca que poco a poco se empiezan a sacudir las presiones y el yugo que ejercía esta sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y se van sumando a la reforma educativa por el bien de la educación de los niños y de las niñas de México.

Así se las gasta la SEP. Aunque luego sus mentiras queden en evidencia. Así sucedió con el fracaso de la evaluación el pasado 17 de noviembre en Durango, Tlaxcala, Sonora, Zacatecas y Morelos. Allí se vio obligada a separar de sus cargos a sus delegados en esas entidades. No advirtieron a la SEP sobre las condiciones en que iba a aplicar la evaluación de desempeño y las dificultades de la misma; así como sobre la inconformidad magisterial por la reforma educativa y la evaluación docente, señala una nota deReforma (http://goo.gl/2G61Me). ¿Hará ahora lo mismo la secretaría con Moisés Robles, el policía que puso al frente del Ieepo?

¿Histórica la evaluación oaxaqueña? Sí, si le tomamos la palabra a Arturo Cano, quien escribió en su cuenta de Twitter: La evaluación docente fue un éxito. Sólo requirieron 3.3 policías por cada maestro que presentó el examen.

Twitter: @lhan55

 

Derrota educativa

1 diciembre, 2015

seccion22

Por: Pedro Miguel

El peñato construyó su primera y última victoria política al uncir al Pacto por México a la mayor parte de las bancadas legislativas presentes en los dos órganos del Congreso a principios de este sexenio. La operación correspondiente hubo de implicar intercambios no muy confesables, reparto de prebendas y hasta premios en efectivo (http://is.gd/8AthcE ). Así fuera sobre esa base inmunda, Enrique Peña pudo lucirse como unificador de la voluntad democrática y ejecutar sin mayor oposición parlamentaria las reformas estructurales que hoy exhiben ya algunos de sus efectos negativos en la economía y en el resto del quehacer nacional.

A partir de ese punto de máximo avance el régimen inició su derrumbe. La reforma fiscal lo enemistó con sus promotores empresariales. Luego ocurrió la atrocidad de Iguala, ante la cual el peñato no ha dejado de exhibir sus incapacidades, sus complicidades y su portentosa insensibilidad. Después llegaron las revelaciones sobre la casa blanca de la pareja presidencial y las otras residencias de lujo que Grupo Higa, contratista principalísimo en el estado de México, facilitó al propio Peña (Ixtapan de la Sal) y a su secretario de Hacienda, Luis Videgaray (Malinalco) y el papelón del encubrimiento protagonizado por Virgilio Andrade. Y después, como cereza del pastel, la fuga asistida del Chapo, que coloca a los gobernantes ante la difícil disyuntiva de ser muy ineptos o de ser cómplices. Así, con el telón de fondo de la violencia delictiva imparable y las graves violaciones a los derechos humanos –Tlatlaya, Apatzingán y Tanhuato son casos emblemáticos, pero no únicos, de un poder que actúa a contrapelo del derecho–, el actual gobierno viene acumulando derrota tras derrota de cara a la opinión pública y transita por un ocaso prematuro del poder sexenal.

La reforma llamada educativa, que es en realidad una reforma laboral específica para el magisterio, había sido aprobada sin mayor problema en septiembre de 2013, pero las cosas han sido muy diferentes a la hora de aplicarla.

Como no logró hacerlo Emilio Chuayffet, un reciclado del desván de Atlacomulco, fue remplazado por un tecnócrata brioso pero de inspiración escasa, Aurelio Nuño, quien antes de ser jefe de comunicación de Los Pinos se había desempeñado como coordinador de mensaje y mercadotecnia en la campaña presidencial de Peña y, por ende, responsable de los infinitos y graves descalabros sufridos por su jefe de noviembre de 2011 hasta julio del año siguiente, cuando hubo de ser incrustado en la Presidencia mediante una masiva compra de votos, recurso al que hubo de echarse mano porque su popularidad televisiva había sido destruida en pocos meses por la exposición de la persona real ante la opinión pública.

En cuanto llegó al cargo, Nuño colocó la reforma pretendidamente educativa no al ámbito laboral sino al policial, recurrió a la amenaza represiva cruda y logró, con ello, cohesionar al magisterio disidente, evidenciar aún más el carácter persecutorio de las evaluaciones e investir a la SEP –que tuvo en el pasado algunos titulares insignes– de un inequívoco aire de jefatura de policía. Lucido gobierno éste, que nombró subsecretario de Gobernación a un delincuente y que trata como delincuentes a los maestros opositores. Si los estrategas del grupo gobernante pretenden recuperar el terreno perdido con semejantes pifias, no llegarán muy lejos.

La reforma energética pudo ser implantada principalmente porque la directiva sindical del ramo, férreamente uncida al poder presidencial desde tiempos de Salinas, tuvo éxito en eliminar toda disidencia. La reforma educativa no podrá ser impuesta a manotazos porque en el gremio magisterial los grupos independientes del gobierno tienen organización cohesión. Poco importa que Nuño se ufane que en Querétaro o Tamaulipas la evaluación marche sobre ruedas. Para efectos políticos, Oaxaca es el bastión irreductible. Y los maestros oaxaqueños no cedieron.

Si Nuño no hubiera asumido modales de perdonavidas la negociación con la CNTE habría sido una salida plausible y honrosa. Pero con sus bravuconerías el secretario se cerró a sí mismo la puerta del diálogo y ahora, si accede a entablarlo, habrá perdido y habrá construido una nueva derrota táctica para el régimen del que forma parte.

La sensatez y hasta el pragmatismo hacen recomendable encajar el golpe, con o sin Nuño, y asumir de una vez por todas que las disposiciones legales privatizadoras, inquisitivas y antilaborales contenidas en la reforma educativa deben ser revertidas y que la disidencia magisterial debe ser escuchada, así sea a posteriori. Pero el peñato ha demostrado decenas de veces una asombrosa capacidad para deslegitimarse a sí mismo. Ojalá que esta vez no vuelva a hacerlo mediante una carga policial absurda, irresponsable y sin sentido.

http://navegaciones.blogspot.com

Twitter: @Navegaciones